Somos Carlos y Huenú, emprendedores por naturaleza, pareja por elección y juntos llevamos adelante Valle Andino, una pequeña empresa familiar ubicada en Trevelin, Chubut, cerca del Parque Nacional Los Alerces (Argentina).

Carlos es Ing. Agrónomo y apicultor desde los 14 años, apasionado por las abejas, la producción y las máquinas de todo tipo. Es el ingeniero en “de todo” ya que además de ser el responsable de la planificación y ejecución del trabajo productivo durante el año, es el que construye la infraestructura de nuestro establecimiento, arregla vehículos y repara todas las herramientas de trabajo. Se encarga de la sanidad de las abejas, la elección de los apiarios donde pondremos colmenas, diferencia las mieles por origen botánico y coordina el servicio de polinización. Maneja el proceso de trabajo en campo, extracción y fraccionado de la miel.

Tiene casi 30 años de experiencia en el mundo de la apicultura y por eso es el encargado de dar charlas, capacitaciones y asesoramiento a personas que se inician en la actividad.

Yo soy Huenú, psicóloga de profesión especializada en desarrollo humano, apasionada por la creatividad, generar ideas y cosas nuevas. Me encargo de la comercialización, administración, finanzas, comunicación estratégica, desarrollo y gestión de nuevos proyectos. Como todos los emprendedores también atiendo a los turistas, preparo los pedidos de clientes, limpio polen, filtro cera y etiqueto frascos. Pero la parte que más me gusta es el diseño de los detalles estéticos en nuestro establecimiento, llevo adelante la huerta, la multiplicación de semillas y plantines, y la creación de espacios de jardín.

Durante más de 10 años trabajé en consultoría asesorando a emprendedores, empresas y personas que buscaban desarrollar su potencial, es por eso que también soy la encargada de organizar las ferias y eventos tanto presenciales como online en conjunto con instituciones y otros emprendedores.

Juntos (Carlos y yo) hacemos las visitas guiadas dentro del establecimiento, armamos charlas y talleres, planificamos a largo plazo y tomamos decisiones estratégicas. Nuestra meta es desarrollar una empresa productiva patagónica que refleje una filosofía de vida saludable, sustentable y consciente. Cada acción de mejora que implementamos pretende estar cada vez más en armonía con el ambiente y la comunidad donde vivimos. Es por ello que desde 2019 nos pusimos nuestros propios Objetivos de Desarrollo Sostenible a largo plazo.

Pero como todo emprendimiento familiar, no estamos solos, los padres de Carlos nos siguen ayudando en cada paso:

Jorge acompañó a Carlos como apicultor durante 27 años, hoy es el encargado de atender en la chacra cuando nosotros no estamos, cuidar a los animales y regar tanto la huerta como las plantas del jardín.

Raquel nos acompaña siempre que hacemos algún evento atendiendo nuestro stand y vendiendo los productos. También es la encargada del propóleo y los exquisitos caramelos de miel.

Finalmente nos acompaña Hugo desde hace más de 3 años como ayudante de campo y en tareas específicas. Trabaja con Carlos durante la temporada de cosecha y cuando llevamos colmenas a polinizar, también repara y prepara con toda prolijidad y cuidado los materiales durante el invierno.

Sin cada eslabón de este equipo, Valle Andino no sería lo que es hoy.

A seguir creciendo!